La Periférica - LAS CARNES SE ASAN AL AIRE LIBRE