La Periférica - UN PARTIDO SIN PAPÁ